¿Qué tipo de iluminación elegir según el ambiente?

Descubramos las diferencias entre la luz cálida y la luz fría, así como las aplicaciones de cada una.

Por su parte, la luz fría suele emplearse para distinguir los contrastes, mejorar las condiciones de visibilidad en el desarrollo de tareas específicas e incentivar la concentración. En virtud de lo anterior, es común observarla en espacios públicos y donde se realizan labores concretas. Se recomienda para oficinas, cocinas, lavanderías, talleres y áreas de trabajo en general.

Evidentemente ninguna es mejor que la otra; sin embargo, bajo ciertas circunstancias es preferible utilizar iluminación fría, mientras que en otros casos es mejor optar por la luz cálida.

Evalúa el contexto y las actividades que se llevarán a cabo, pues ambas condiciones son las que determinan cuál es la alternativa adecuada.

Por otra parte, se aconseja utilizar luz cálida en espacios donde el confort, la intimidad y la relajación deben reinar o cuando se desea producir mayor dramatismo. Asimismo esta opción es la indicada para agregar volumen y dimensión por medio de la proyección de sombras estilizadas.

Así mismo la cantidad de luz es un punto clave, pero una buena iluminación interior no es solamente conseguir un determinado nivel lumínico dentro de las distintas estancias. Una buena iluminación interior nos puede permitir transformar cada uno de nuestros espacios interiores y potenciar su expresividad, enfatizando la iluminación en aquellas áreas que deseemos resaltar.

Contactate con un profesional de Resuel.V para que pueda asesorarte de la mejor manera y que todo tu hogar se ilumine.